Fundación SM apoya Seminario Iberoamericano de “Jornada Escolar Extendida”

Con un acto encabezado por el Presidente de la República, Danilo Medina, se dio apertura al Seminario Iberoamericano “Jornada Escolar Extendida: una oportunidad para fortalecer la calidad de la educación”, organizado de manera conjunta por el Ministerio de Educación (MINERD) y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), con el apoyo de la Fundación SM y del INAFOCAM.

El Primer Mandatario estuvo acompañado en el acto de apertura por el Ministro de Educación, Carlos Amarante Baret; la Representante de la OEI en República Dominicana, Catalina Andújar Scheker; la Presidente del Senado de la República, Cristina Lizardo; la Ministra de Educación Superior, Ligia Amada Melo y la Ministra de la Mujer, Alejandrina Germán.

El discurso central fue pronunciado por el ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, quien proclamó que la jornada extendida es una apuesta para el mejoramiento de la educación, lo que va en consonancia con la actualización curricular y está orientado a contribuir con la mejora y el fortalecimiento de los niveles del  logro del aprendizaje  de los estudiantes en términos de calidad y cantidad.

El Seminario, que se realizó durante el pasado mes, contó con la presencia de reconocidos especialistas internacionales de 8 países de la región, así como especialistas nacionales y con la participación de viceministros, directores nacionales, regionales y distritales del MINERD, coordinadores y técnicos educativos, directores de centros educativos, representantes de organizaciones gubernamentales, internacionales y de la sociedad civil vinculadas al Sector Educación, académicos, entre otros.

Los expertos internacionales destacaron que paralelamente a la edificación de escuelas y el aumento de la jornada debe trabajarse en la formación de los maestros y los directores; la necesidad de que tanto el sector público como el privado realicen un trabajo integral y conjunto en aras de optimizar la calidad de la educación y que las horas de clase que se suman a la jornada no sean empleadas para hacer lo mismo, sino cosas útiles para el estudiantado con diversas actividades, o, como es el caso de Brasil, por ejemplo, integrando también a la comunidad y a las personas que tienen saberes útiles para la escuela.